Saltar al contenido

Qué es un portafolio de inversión y cómo tener uno

El mundo de las inversiones está lleno de personas que saben administrar de forma eficiente sus ingresos, usándolos para obtener beneficios a través de estrategias. Un inversor no mantiene su dinero en un banco durante demasiado tiempo, lo distribuye en múltiples activos financieros que le puedan otorgar recompensa.

Aunque, ¿dónde un inversor almacena todos sus activos? En un portafolio de inversión, el lugar ideal para resguardar capital y obtener ganancias de él. ¿Quieres conocer más sobre los portafolios de inversión? Aquí te brindaremos toda la información que necesitas conocer y te indicaremos como tener uno adecuado.

¿Qué es un portafolio de inversión?

También conocido como cartera de inversiones, es el grupo de instrumentos financieros y activos con los que cuenta un inversionista. A medida que acumula capital, se distribuye en el portafolio de inversión para obtener beneficios a través de él. Pueden ser elaborados por el usuario o el fondo de inversión al que esté asociado.

Múltiples entidades bancarias les ofrecen a sus clientes la posibilidad de adquirir una cartera de inversión de acuerdo a los requisitos establecidos por el usuario. Gracias a ella, los inversores tienen la capacidad de organizar los diferentes activos financieros que se encuentran en su poder y así manejarlos apropiadamente.

Contar con un portafolio de inversión le brinda a la persona la capacidad de elaborar estrategias complejas y establecer objetivos para cumplir. Si deseas mantener en orden tus activos financieros, la cartera es el medio adecuado para ello; actualmente, es indispensable para las personas que invierten en bolsa constantemente.

Elementos de un portafolio de inversión

Cuando una persona incluye en su portafolio una inversión, pasará a ser llamada un activo, el cual variará dependiendo de cada persona. El factor riesgo siempre se encuentra presente en actividades financieras, por ello una cartera debe estar surtida con múltiples tipos de activos. Además, los portafolios incluyen los siguientes elementos:

Acciones

Es el elemento predominante en el portafolio de un inversionista. Las acciones son un segmento del valor que posee una empresa o compañía, por ello el propietario de una acción también es dueño de ella. Su participación será equivalente a la cantidad de acciones que haya adquirido en total, obteniendo así un porcentaje del cual es dueño.

Cuando una empresa crece, también aumenta el valor de las acciones que posee, otorgándoles dividendos a los inversionistas que las tengan en su portafolio. Es por ello que la compra de acciones es una de las fuentes de ingreso más populares en el mercado de bolsa. Sin embargo, el valor de las acciones es impredecible y riesgoso.

Te puede interesar
Fantastic Tips To Try For Your Forex Trading Needs

Bonos

Los bonos son un tipo de recurso que se asemeja a los préstamos. Los inversionistas que adquieren un bono, se encuentran prestando capital a la empresa o gobierno que los ha emitido. Una vez que el plazo de vencimiento de los bonos ha llegado a su fin, el emisor de los bonos debe retornarles el dinero a los inversores que los compraron. El dinero de los bonos tiene que ser devuelto con intereses.

Adquirir acciones es una forma eficiente de generar ingresos con un portafolio, ya que la ganancia de intereses es un pasivo. Sin embargo, la cantidad de beneficios que puedes obtener por ellos resultar ser mucho menor a lo obtenido por las acciones, aunque menos riesgoso.

Otras inversiones

Se encuentran conformadas por otro tipo de activos, los cuales se caracterizan por tener un valor variable, el cual puede crecer con el plazo del tiempo. Entre ellos se encuentran elementos como el oro, diamantes o los bienes raíces. Su popularidad no es tan alta como las acciones o bonos, siendo adquirido con mucha menos frecuencia.

Tipos de portafolio de inversión

Los portafolios de inversión pueden diferenciarse de acuerdo al tipo de estrategia al cual se encuentren asociadas. Entre ellas se encuentran:

Portafolio de crecimiento

Se encuentra diseñado para aumentar las ganancias a través de estrategias de alto riesgo, como la compra de acciones de nuevas empresas en crecimiento. Los beneficios obtenidos a través de carteras en crecimiento son igual de grandes que los riesgos asumidos en sus estrategias.

Portafolio de ingresos

Es el portafolio que busca obtener ingresos de forma regular a través de las inversiones sin enfocarse en los beneficios que se obtendrá en capital. Un ejemplo es la compra de acciones con el objetivo de obtener dividendos de alto valor en lugar de enfocarse en el precio de acciones.

Cómo crear un portafolio de inversión

Lo primero que debes hacer es acudir a la entidad financiera a la que te encuentres asociado, allí podrás plantear la creación de tu cartera de inversión. La entidad bancaría te ofrecerá un portafolio a cambio de un coste equivalente a los servicios prestados, será ajustada a tus preferencias y luego podrás comenzar a invertir.

Te puede interesar
Tips for choosing the best reliable trading site

Sin embargo, hay ciertas claves que debes seguir para crear un portafolio de inversión, no basta solo con adquirir acciones o bonos y empezar a recibir beneficios.

Define el perfil de portafolio y sus metas

Es importante que la cartera del inversionista le permita lograr sus objetivos de la mejor forma posible, por ello debe contar con el perfil apropiado. El binomio de rentabilidad/riesgo será el factor determinante a la hora de crear un perfil para el portafolio, pudiendo arriesgar y ganar mucho o ser conservadores.

El portafolio de inversión debe establecer objetivos, tanto a corto como a largo plazo, siendo los más comunes:

  • Preservar el capital.
  • Obtener buena rentabilidad anual.
  • Generar beneficios a través de dividendos.

Diversifica tu cartera

Diversificar no se trata de comprar acciones de todo tipo de empresas con tal de minimizar riesgo, sino elegir adecuadamente esas acciones. Para ello es importante tener en cuenta:

  • Factor divisa.
  • Área geográfica.
  • Ámbito sectorial.
  • El tipo de empresa.
  • Número de empresas.
  • Invertir de forma periódica.

Adapta tu cartera a los cambios de mercado

Los mercados son reconocidos por presentar un comportamiento variable, existiendo momentos donde se encuentra en alza y otros donde está a la baja.

Cuando se presente un momento al alza, es importante equilibrar el portafolio para promover la liquidez. Cuando el mercado está a la baja, hay que asumir un perfil agresivo, reducir la liquidez y adquirir más acciones.

El coste del portafolio de inversión

Es esencial que te mantengas atento ante el coste del portafolio, ya que mantenerlo bajo control significa evitar pérdidas a largo plazo. Es práctico que no permitas costes demasiado altos asociados a tu cartera, ya que así podrás contar con buena rentabilidad.

Los costes que debes vigilar con frecuencia son la fiscalidad sobre plusvalías y el costo de comisiones, las cuales hay que pagar al crear una cartera de inversión. En las comisiones se encuentran la comisión de custodia y las comisiones pertenecientes a la compra y venta de acciones.

 

boton ver ofertas 1
Configuración