Saltar al contenido

Qué son las firmas digitales y firmas electrónicas

Por los avances tecnológicos la documentación en papel está quedando a un lado y ahora se prefiere gestionar todo por internet. Es una alternativa que ofrece muchos beneficios y permite validar la identidad al usar firmas digitales y electrónicas. Pero aunque se suelen confundir cada una posee una utilidad diferente.

Son 2 tipos de rúbricas que a pesar de que comparten ciertas características, cuentan con elementos que las diferencian entre sí. Por eso, se utilizan en diversos procesos, incluyendo escritos legales. Debido a que garantizan la máxima seguridad, rapidez y hasta la reducción de costos.

Firmas utilizadas en la comunicación e identificación digital

Para certificar identidades en documentos u operaciones por internet, se utilizan firmas electrónicas y digitales. Son las que permiten proteger la comunicación en la red y validar escritos. Por eso, son implementadas en trámites empresariales, compra y contrataciones de servicios.

Como en la actualidad son firmas que están cada vez más presentes en distintas gestiones, debes conocer todo al respecto. Aunque ambas se usan por medio de la red y comparten diversas cualidades, son muy distintas en forma y uso. Si deseas conocer todo sobre cada una, en este artículo te lo mencionaremos a detalle:

Firmas electrónicas

Las rúbricas electrónicas son de las más utilizadas cuando se necesita validar un documento con la identidad. Debido a que es la que posee cualquier carácter o símbolo basado en la firma manuscrita. Por ende, son datos que acompañan una información que también está en formato electrónico.

El tipo de documento en donde es empleada puede ser variado, pero suele utilizarse cuando una persona desea certificar una acción. Sin embargo, para que pueda considerarse como legal, debe ser única, empleada solo por el firmante y permitir su identificación de diversas maneras.

Características de las firmas electrónicas

Las firmas electrónicas por ser equivalente a una manuscrita cuentan con características muy específicas. Para que sepas cuáles son, te contaremos que contemplan, donde se usa y que tanta puede ser su validez:

  • Válida un mensaje o escrito en formato electrónico. Debido a que identifica al firmante y demuestra su aceptación de un contenido.
  • Emplea diversas técnicas de autenticación. Puede ser con sistema biométrico, al firmar con lápiz electrónico, marcar una casilla, usando tarjetas de coordenadas, contraseñas o el escaneo de la rúbrica hecha.
  • Cumple con la función de una manuscrita, por lo que contiene el marco jurídico que le otorga validez legal.
  • Ofrece alto grado de seguridad mientras que solo el firmante posea los datos para autenticar su identidad.
  • Se puede usar en diversas gestiones, tales como contratos, firma de servicios, formularios y hasta en operaciones bancarias.
  • Es de las más simples y no requiere de un certificado.
  • Aseguran la integridad de cualquier documento que haya sido firmado.
  • Es legítima y permite la realización de una determinada acción, incluso en gestiones importantes donde hay mucho en riesgo.
Te puede interesar
El BRICS y todo lo que tienes que saber sobre ellos

Firmas digitales

Es un tipo de firma electrónica avanzada que involucra la aplicación de algoritmos criptográficos. Es por ello, que posee tecnología de cifrado y descifrado, debido a que está conformada por un conjunto de caracteres. Por lo general son añadidas al final de un documento con el fin de identificar la persona emisora y eso ofrece autenticidad.

Aunque sea digital, para tenerla es necesario contar con un certificado emitido por una institución que la valide. Aun así, es usada porque ofrece mayor seguridad y preserva la integridad del documento, ya que no lo altera. Destacando que no es digital escaneada ni un usuario con contraseña, solo posee métodos criptográficos.

Características de las firmas digitales

Es una de las firmas que cuenta con diversas particularidades que la diferencia de las demás. Si deseas utilizar una, es ideal que conozcas cómo y en qué puedes emplearla de forma correcta y válida:

  • Sirve para identificar a una persona y autenticarla en toda clase de gestiones administrativas.
  • Requiere de un Certificado Digital Público e implica costear el trámite en la entidad que lo genere.
  • No posee naturaleza jurídica porque no puede dar fe a un acto de voluntad por parte de quien firma. Aunque eso no quiere decir que no sea legal utilizarla.
  • Usa la criptografía de datos y se vincula a un documento, con el propósito de que si se altera la firma se torne inválida. Por ello, otorga mayor seguridad a la información que posee.
  • Evita la suplantación de identidades, por lo que se puede emplear en escritos importantes.
  • Utiliza claves privadas y públicas con el propósito de comprobar la autenticidad de la firma. Se trata de codificaciones que poseen diversos caracteres y son diferentes para cada persona.
  • Es una rúbrica que goza del no repudio, ya que al estar presente en cualquier documento no hay duda de su remitente.
Te puede interesar
Consejos para adquirir casas a bajo costo

Con lo expuesto se demuestra que son tipos de rúbricas que poseen similitudes, aunque una tiene más valor por tener uso jurídico. Destacando que su diferencia más marcada es que la electrónica utiliza procesos que indican la aceptación de un documento; mientras que la digital es un tipo de rúbrica que emplea solo criptografía.

¿Es necesario usar firmas digitales y electrónicas?

Como las gestiones son cada vez más por internet, es fundamental utilizar firmas que puedan avalar procedimientos digitales. Por ende, las rúbricas electrónicas se consideran importantes y hasta tienen la misma validez que una manuscrita. Eso releva la necesidad de adecuarse a los cambios generados por la tecnología.

Al ser firmas que hoy en día poseen mucho valor para autenticar un escrito o acción, son utilizadas en trámites del sector público y privado. Incluso se emplean en la aceptación de contratos y en diversos documentos legales. Por ello, cualquier persona puede requerir usarlas en ciertos momentos de su vida.

Por todo lo antes mencionado, indica que son firmas que forman parte del proceso de mostrar la identidad y dar validez. Además que por todos los avances en la tecnología, se cree que su uso se puede ampliar mucho más con los años. De esta manera, la manuscrita podría necesitarse cada vez menos, sobre todo por ser la más vulnerable.

Configuración